Cómo escoger un curso de inglés para tu hijo/a

madre e hijo online

¡Felicitaciones! Estás pensando en un programa de inglés para tu hijo/a.

Es uno de los mejores regalos que le puedes dar a tu niño. Cuesta pensar de algo les dará tantas ventajas por toda la vida.

Pero entre tantas opciones, ¿Cómo saber cual es el curso de inglés indicado para tu niño? Es una de las preguntas más comunes que recibimos de mamás y papás.

Afortunadamente, estas a tiempo…la infancia es el momento ideal para empezar a aprender inglés.

Los niños aprenden idiomas mucho más rápido que los adultos.

Si aprenden con el método indicado:

Y los beneficios son enormes. Al aprender inglés será mucho más probable que en el futuro tu hijo pueda optar por becas, mejores opciones de estudio y trabajo.

¿Cuáles son los otros beneficios de que tu hijo aprenda inglés?

Aprender una nueva habilidad y dominarla puede llenar a tu hijo de mucha más confianza y seguridad en sí mismo para alcanzar otros objetivos. Por otro lado, también le hará darse cuenta de que ser un niño no es impedimento para lograr metas grandes y que al saber hablar inglés, tendrá acceso a un mundo mucho más amplio.

Algo que le gusta mucho a los niños sobre aprender inglés es el hecho de poder entender shows y películas en otro idioma y sin la necesidad de subtítulos. También les ayudará a entender palabras de sus videojuegos favoritos y a pronunciarlas correctamente, saber qué dice la música en inglés que escuchan, entre muchas otras cosas.

El inglés puede ser tan solo el inicio de una lista de idiomas por hablar. Al dominar la lengua más importante del mundo para el ámbito laboral y educativo, tu hijo se podrá sentir libre y confiado de empezar a aprender otros idiomas hasta convertirse en un hábil políglota, así que no te extrañes cuando en el futuro empiece a estudiar francés o quizá mandarín.

¿Cómo aprenden idiomas los niños?

Antes de escoger un curso o programa, necesitamos ver cómo es que los niños realmente aprenden idiomas. Una vez que entendamos como los niños naturalmente aprendan idiomas, podemos escoger un programa adecuado para tu niño.

Piensa sobre como tu hijo aprendió sus primeras palabras. (Probablemente “mamá”, “papá”, “agua” o algo así)

¿Cómo las aprendió? ¿Tú le diste una lista de palabras y le obligaste a escribir “Mamá” en el pizarrón 20 veces?

¡Claro que no!

Primero, te escuchó.

Tu niño te escuchó decir la palabra cientos de veces en contexto: “Aquí está mamá” “Mamá te ama” “¿Dónde está Mamá?”

Y así, naturalmente, aprendió que significa la palabra.

Después, repitió la palabra. Probó hacer los sonidos varias veces, repitiendo “mama, mama, mamá” después de que tú lo dijeras.

Finalmente, personalizó sus proprias oraciones. Después de aprender varias palabras, se aventuró a crear unas oraciones.

Seguramente, al inicio, eran muy básicas, y probablemente no tan perfectas: “Dame leche” o “quiero mamá”. Tú le corregiste, y con experiencia, pudo crear oraciones cada vez más complicadas.

Luego, repitió el mismo proceso para oraciones más complejas y palabras más difíciles.

Todos aprendimos nuestro idioma materno de esta manera… y es exactamente como nuestros cerebros están diseñados a aprender. Cuando los niños aprenden asi, aprenden mucho rápido, recuerdan más, y realmente disfrutan el proceso.

Pero destaquemos unos puntos sobre como tu niño aprendió su idioma materno:

  • El niño no aprendió gramática haciendo ejercicios de gramática. (Seguramente ya podía hablar español MUY avanzado con una variedad enorme de tiempos y conjugaciones mucho antes de su primera lección de gramática.)
  • El niño no memorizó listas enormes de vocabulario.
  • El niño sí pasó mucho tiempo interactuando con personas reales, de confianza.
  • El niño estaba MUY motivado a hablar…y comenzaba intentar comunicarse aun antes de poder hablar perfectamente.
  • El niño no se preocupaba por cometer errores. (Mi hija solía decir “Yo ero ____” en vez de “yo era ___”.)
  • El niño era corregido levemente en tiempo real.
  • El niño aprendió casi el 99% escuchando y hablando (sin libros)
 
Así que, podemos hacer una lista de atributos de un curso ideal de inglés: 
 
  • Mucha interacción con un maestro
  • Enfoque en comunicación y fluidez (en vez de memorización y gramática)
  • Ambiente apoyador que permita que el niño cometa errores

 

Al escuchar palabras diariamente empezarán a repetirlas y a hablarlas perfectamente. Los niños incluso se equivocan e inventan palabras o las pronuncian de forma incorrecta, pero igual son capaces de corregir sus errores y continuar comunicándose con éxito. Al hacer esto con el inglés también lograrán familiarizarse con el idioma y lo integrarán a su cotidianidad.

Lo esencial para el aprendizaje del inglés es hablarlo continuamente aun cuando no se conocen muchas palabras, exponerse al idioma e integrarlo a la vida diaria.

Cuando menos se dé cuenta, tu hijo estará pensando y hablando en inglés sin ningún problema.

¿Un curso de inglés en vivo o una app?

Hace un par de años, decidí que quería retomar mi italiano. Hacía años que había estudiado en Italia, y aunque lo hablaba bastante bien en aquellos entonces, había olvidado casi todo.

 

Pensé que sería bastante fácil retomarlo con una app. Después de probar unas tantas, escogí Duolingo, porque era bien divertido (casi adictivo) y conveniente.

 

Pasé seis meses avanzando en Duolingo, ganando puntos, vistiendo mi búho digital (su mascota), y pensando que estaba aprendiendo un montón de italiano.

 

…Hasta que intenté hablar con mis amigos italianos… y no podía decir nada.

 

¿Qué había pasado? Al analizar mi Italiano, y todo el trabajo que había hecho en Duolinigo, me di cuenta de que hacer ejercicios en Duolingo simplemente no es nada parecido a hablar. Literalmente activa una parte diferente de tu cerebro.

Así que, con una aplicación, un niño puede aprender muchas palabras y aun unas reglas de gramática. Pero, al momento de intentar hablar de verdad, se quedará estancado buscando las palabras (porque no ha creado las vías neurales para la habla.)

 

Esto es exactamente lo que me paso a mi. Había hecho un montón de ejercicios pero no podía hablar (pero era BUENISIMO para ganar puntos en Duolingo.)

 

Y eso no es todo mal. Las aplicaciones y juegos pueden ser complementos excelentes a un programa en vivo. Permiten que el niño expanda su vocabulario y vea diferentes construcciones en inglés—algo que es muy valioso.

(Por eso, en English4Kids, tenemos un plataforma con ejercicios y juegos que va con nuestras clases de inglés.)

 

Las clases en vivo son muy importantes si tu meta es que tu niño aprenda inglés fluido. Al conversar regularmente con su profesor, el niño se acostumbrará al uso del idioma, a hablarlo de forma natural y perderá el miedo de expresarse en inglés.

Aprender a través de conversaciones es muy distinto a hacerlo con ejercicios repetitivos.

 

Por otro lado, la relación con su profesor es muy importante y es algo que una aplicación no puede ofrecer. Al tener clases constantes con su tutor, el niño se sentirá confiado de hacerle preguntas sin temor a ser juzgado, aparte de que obtendrá respuestas a sus dudas en tiempo real.

 

Aplicaciones y grabaciones solas simplemente no son suficientes para aprender inglés fluido—lo que requiere interacción real con un tutor en vivo.

¿Cuáles son los distintos métodos de enseñanza de inglés?

 

Hay varios métodos de enseñanza. Veamos los 2 más comunes en América Latina y el más importante.

 

#1 Método tradicional: se enfoca en memorizar vocabulario y gramática.

Seguramente recuerdas este método del colegio. Los estudiantes se sientan en escritorios separados, y se enfocan en sus libros: memorizando palabras, haciendo ejercicios de gramática, y, muy rara vez, practicando hablar.

 

La idea es que una vez que hayas estudiado todas las construcciones gramaticales, y hayas memorizado todas las palabras, podrás hablar.

 

Saltaré directamente a la conclusión:

 

Este método no funciona…y básicamente todo el mundo educativo ha sabido que no funciona desde hace décadas. Sin embargo, siguen usándolo en el 99% de colegios en América Latina (y una fracción vergonzosa de academias privadas también.)

 

(Por eso, la gran mayoría de estudiantes terminan el colegio con únicamente el inglés más básico.)

 

Entonces, ¿por qué siguen usándolo? Es fácil repetir clases siguiendo una estructura que nunca tiene que cambiar. Es más, con este formato, un maestro (quien tal vez no hable inglés de todo bien) puede manejar una clase de 20-40 estudiantes sin mayor esfuerzo ni creatividad.

 

Pero, deja a los niños confundidos, aburridos y con miedo de hablar.

 

Voy a ser sincero–no metas a tu niño en una academia que use este método—aun si le han dado otro nombre. Es probable que una academia está usando este tipo de enseñanza (con otro nombre) si (1) las clases tienen más de 14 estudiantes, (2) te obligan a comprar un montón de libros, y/o (3) hablan más de exámenes y certificaciones que la habilidad de hablar ingles con fluidez y confianza.

 

Método de inmersión: se tiene a un profesor nativo que habla inglés pero no español. La clase es completamente en inglés.

 

El método de inmersión tiene la ventaja de la alta exposición al inglés. Les da a los niños mucha oportunidad de aprender diferentes palabras

 

Aun mejor, los niños aprenden el idioma por su contexto—lo cual es la forma natural de aprender idiomas. Asi que, una vez que aprendan suficientes, muchas veces aprenden a hablar con bastante confianza.

 

Pero, para estudiantes principiantes esto podría tener desventajas importantes. En este tipo de clases el estudiante invertirá mucho tiempo tratando de descifrar significados de palabras que rápidamente podrían ser explicados en español y aprendidos en inglés. Imagínate el tiempo perdido de un profesor haciendo actuación para explicar el significativo de la palabra “why” (por que).

 

Con este tipo de enseñanza también muchos niños se sienten confundidos y dejado atrás cuando no logran seguir el ritmo del profesor, lo que podría causar que dejen de aprender. Por otro lado, también puede ser una experiencia incómoda y difícil para niños nerviosos o tímidos que no participan en clase.

 

Fluidez automática: el método de English4Kids

 

Creamos “Fluidez Automatica” con base en neurociencia infantil para que los niños aprenden ingles tal como su cerebros quieren aprender idiomas.

 

Con este método, los niños aprenden ingles de la forma natural:

 

Primero, escuchan a su profesor.

 

Después, repiten.

 

Y, finalmente, personalizan las frases para crear sus proprias oraciones.

 

(Exactamente como aprendieron español.)

 

Como resultado, los niños aprenden inglés casi automáticamente, aprovechando la habilidad increíble de su mente para dominar idiomas. Les encantan sus clases, y ya que aprendieron ingles en contexto (sin memorización), hablan con una confianza increíble…desde las primeras semanas.

 

El niño recibirá lecciones de inglés guiadas en español hasta llegar al tercer mes, donde las clases empezarán a ser casi completamente en inglés.

 

(Puedes ver unos de nuestros estudiantes hablando del .)

 

aprendizajeDe este modo no se confundirá a los niños durante su aprendizaje, pero también los alentará a poner en práctica el idioma a medida que lo van aprendiendo. Al poner en práctica este método, los niños ganarán confianza al aprender a hablar inglés con clases dinámicas y divertidas.

¿Cuál es la cantidad ideal de niños por clase?

Las clases muy grandes de 20 o hasta 30 estudiantes como las del colegio típico son económicas, pero no dan la oportunidad de participar. Por el tamaño de la clase, el maestro tiene que revertir a un método centrado en el libro. Suele haber mucha memorización y los niños simplemente no tendrán la repetición necesaria para hablar con confianza.

 

Esto puede funcionar si tu único objetivo es sacar una buena nota en un examen escrito, pero no dará fluidez. Otra vez, los niños aprenden hablando…que no puede pasar en una clase de este tamaño.

 

Si es necesario escoger una academia con más de 15 estudiantes por clase, pregúntales como hacen para cada niño tenga la oportunidad de participar y practicar, y busca otras oportunidades para que tu niño pueda practicar expresarse en inglés.

 

Al otro lado, lecciones privadas pueden ser muy efectivas, y tienen varias ventajas: el niño podrá hablar muchas veces en la clase, recibirá una atención personalizada y tendrá retroalimentación directa. Es más, el profesor podrá adaptar la clase por su estilo de aprendizaje.

 

Sin embargo, hay una desventaja importante. Para realmente aprender inglés, es necesario tener clases regulares de hasta tres a cinco veces por semana. Menos a menudo y el niño olvida lo que aprendió antes de la próxima clase. La cantidad necesaria de clases privadas puede llegar a ser demasiado costosa.

 

Si tienes el dinero para lecciones privadas 3 a 5 veces por semana, durante los 2 o 3 años que el niño aprende, dale. Pero, no recomiendo sacrificar la constancia por una lección privada.

 

Las clases pequeñas (de 6-14 estudiantes) pueden permitir mucha participación por un precio económico. En English4Kids tenemos clases de 8 a 12 estudiantes (aún menos para los niños menores), lo que es ideal para que el profesor pueda darle la atención adecuada a cada uno y también para que los alumnos puedan socializar y hacer nuevos amigos sin sentirse incómodos. Cada niño tiene la oportunidad de participar y hablar muchas veces en cada clase.

¿Qué tan a menudo deberían ser las clases de inglés?

Para que un niño aprenda correctamente y tenga bastante exposición al idioma, lo ideal sería que tenga clases de tres a cinco veces por semana. De otra manera, podría no aprender lo suficiente u olvidar rápidamente lo que ha aprendido.

 

Si por tu horario no es practico tener clases tres a cinco veces por semana, programas intensivos el día de sábado pueden funcionar. Pero, es necesario que el niño sea expuesto al inglés durante la semana, con apps, televisión en inglés, o hablando inglés con sus padres.

¿Es mejor un curso de inglés con horario fijo o horario flexible?

Es importante fijar un horario con el cual el alumno se comprometa a aprender. Un aprendizaje de horario flexible suena como una muy buena idea, pero si la hora de clase está sujeta a eventualidades, puede que el alumno la posponga o que simplemente nunca se comprometa a ella.  (De hecho, esto es la estrategia de unas academias famosas—saben que con un horario flexible muy pocos niños nunca crearán el habito de ir a la clase, y pronto dejarán de asistir—aunque hayan pagado meses anticipados.) 

 

A diferencia, un horario fijo permitirá que el niño forma un habito de asistir clase a cierta hora.  (Todos los papas sabemos de la importancia de los hábitos.)  

 

Una academia con horario fijo es ideal para un aprendizaje constante.  

¿Lo más importante? Escoge un curso donde tu hijo se divierta

Los niños siempre aprenderán más fácil y rápido si se divierten en el proceso, así mismo como es cierto que su mente se bloquea si están aburridos. Al divertirse, tu hijo perderá el temor a expresarse y participar en clase.

 

Más temprano que tarde, lo escucharás expresándose en inglés con toda naturalidad e incluso será él quien insistirá en asistir a sus clases porque allí pasa un buen rato.

 

Por estas razones es que English4Kids es perfecto para que los niños aprendan inglés. Acá encontrarás profesores atentos y confiables, una técnica efectiva de aprendizaje y horas de diversión y conocimiento que llega para quedarse.

 

Haz clic aquí para probar una clase demo gratis.

A tu niño, le encantara la clase. (¡Te lo prometo!) Y tu veras que tan rápidamente el niño puede dominar inglés.

Hablar con un asesor educativo

5143065

Reserva una clase gratis

Conoce nuestro método Automatic Fluency® que trabaja a favor del cerebro de los niños, en una clase de prueba GRATIS

Suscríbete a nuestro blog

Te gustó este articulo

Compártelo en tus redes 

Facebook
Twitter
LinkedIn

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Artículos Relacionados

Conoce más
cropped-LOGO-03.png

Secreto Revelado

Conoce nuestro método Automatic Fluency® que trabaja a favor del cerebro de los niños, en una clase de prueba GRATIS

Habla con un asesor

Respetamos y protegemos tu privacidad. Normalmente, un asesor te contactará dentro de 15 minutos durante horas laborales.

cropped-LOGO-03.png

Habla con un asesor

Respetamos y protegemos tu privacidad. Normalmente, un asesor te contactará dentro de 15 minutos durante horas laborales.

cropped-LOGO-03.png

Habla con un asesor

Respetamos y protegemos tu privacidad. Normalmente, un asesor te contactará dentro de 15 minutos durante horas laborales.